Nuestro posicionamiento ante los conflictos actuales

En los últimos meses estamos viendo con preocupación el recrudecimiento de muchos conflictos: el conflicto entre Palestina e Israel, Rusia y Ucrania, la guerra civil en Siria, el repunte de las tensiones en Iraq… conflictos que además están despertando mucho interés mediático, puesto que afectan a occidente y en particular a España.

A pesar de su gravedad, queremos recordar que no son los únicos, que hay muchos conflictos olvidados que causan sufrimiento y destrucción, pero que pasan desapercibidos a la opinión pública: conflictos abiertos como en Sudán, Sudán del Sur, República Centroafricana, Congo, Nigeria, Níger, Chad, Mali, Libia, Egipto, Afganistán, Pakistán, Myanmar… además de otros países donde el conflicto no es abierto pero sí hay altos niveles de violencia.

Mujeres de Negro de Madrid contra la guerra:

Denunciamos las violaciones de Derechos Humanos, los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad de todas las partes implicadas en cada uno de estos conflictos. Exigimos que dichas violaciones no queden impunes, sin importar quién los haya cometido.

Queremos que Occidente, la OTAN y en particular España, asuman su responsabilidad por acción u omisión, en los conflictos actuales.

Queremos que no se prioricen los intereses políticos o económicos sobre la vida y dignidad de las personas, sobre la seguridad humana y en definitiva sobre la paz.

Denunciamos la economía de guerra y los intereses económicos en los conflictos. Es inmoral e inaceptable que se tolere el sufrimiento de millones de personas para permitir que unas pocas empresas se enriquezcan aún más. No es aceptable que los presupuestos de defensa de muchos países, incluido el nuestro, se mantengan o incluso crezcan, cuando hay muchas necesidades sociales que cubrir, y en las que cada día se recorta más.

Queremos poder decir “ni estos ni los otros”, que no apoyamos a ningún bando. Entendemos que hay una tercera vía política sin enfrentamiento armado, y renegamos de los discursos militaristas que polarizan a la sociedad en amigos y enemigos.

Estamos del lado de la población civil, que es la que sufre las consecuencias de las guerras. Creemos que la salida real y definitiva al conflicto debe venir del cambio de valores y la implicación de la sociedad civil.

Nos solidarizamos con las mujeres que viven en los países en conflicto. Cuando toda la estructura social y humana falla, son ellas las que sostienen la vida, las que mantienen los nexos de unión, y las agentes de la reconciliación.

Apoyamos las iniciativas de la sociedad civil que tienen como objetivo fomentar la convivencia y los Derechos Humanos a nivel local, regional y global para que estos algún día lleguen a ser universales.

Mujeres de Negro de Madrid http://www.mujerpalabra.net